Revista Miseria

Espacio de desahogo reflexivo para aquéllos que se sienten desgraciados.

36. Catastrofe No. 27

por Alejandra Flores. Estoy atrapada en una canción de Le Mans, soy un lunes lluvioso, de ésos que todos odian. El terremoto llegó cuando te fuiste, ese día también me derrumbé, y aunque llegaron los rescatistas, me temo que nadie me encontró. El yoga no sirve, la meditación tampoco, voy…

Continuar leyendo

35. Suicida.

por Òscar Martínez. He decidido colgar mi destino, no por cobardía ni por traición, sino por anhelo. Al decir que lo he decidido, significa que ante muchas otras alternativas para mí esta es la mejor. Lo hago no porque no quiera vivir, sino porque a esta vida, si se le…

Continuar leyendo

35. RHO+.

por S. Valderrama. I Iridesce el asfalto. Floto entre la bruma y su poder para trastornar mi corazón, sus voces plagadas de delirio. Entre arrullos de inconsciencia florecen perversidades de mi resquebrajado talento. ¿Cuántos otros iguales a mí habrán aceptado el estigma de no pertenecerse a sí mismos? Pienso en…

Continuar leyendo

35. Tres líneas de tristeza.

por Hugo Prado Villegas. Entonces, crees que es triste ver caer una hoja marchita en primavera, o sentirte solo en pleno siglo XXI. Es fácil escribir sobre cosas trascendentales cuando vuelves a tu habitación pequeña con olor a mierda, y no ves al tipo manchado de cal llamando a su…

Continuar leyendo

35. Sobriedad.

por Eduardo Collard. Me dejaste sin sentir, Me atropellaste contra la realidad. Cambiado, hipnotizado, Sentí la desgracia de la soledad. Una pequeña hoja nadando en Abril Y una boca muda, despojada de mí. ¿Es mi culpa no recordarte así? Quizá ya te perdí. Todo pasa tan lento Extrañamente ebrio, Pero…

Continuar leyendo