Manifiesto(s) Miserable(s)

Manifiesto General:

Nos gustaría decir qué es esto, pero no lo sabemos.

Miseria es un espacio de desahogo reflexivo para aquéllos que se sienten desgraciados. Surge de provocaciones filosóficas originadas o abocadas en la literatura, el arte, la historia, la sexualidad y la política. Se trata de encarar a la realidad, de hacerle frente a lo que nos perturba y posicionarnos en su contra, pues no queremos seguir experimentando esta vida, esta política y esta sexualidad de forma tan mediocre.

En Miseria no se concuerda con las posturas inalterablemente optimistas y conservadoras. Nuestra perspectiva desde la desgracia nos ha permitido deshacernos de sentidos prefabricados y oxidados que nos incomodaban y construir un discurso propio. Sin embargo, aceptamos que nuestra posición no es la única ni la mejor manera de abordar nuestro ambiente, pero sí es la que disfrutamos.

Los miserables somos personas que estamos quebradas, por ello entiéndase: rotos, insatisfechos, impacientes, perdidos y rechazados. Somos los lobos que sonríen con cinismo, aún cuando están bañados de pintura. Los que hemos decidido ya no seguir callados y expresar lo que nos acontece por medio de la filosofía y el arte. No intentamos hacer que nuestras dudas tengan un rumbo o una respuesta, porque sentimos que lo verdaderamente importante es poder plantearlas.

Nos gustan los libros, el cine, el café, las novelas, el alcohol, el sexo, el tabaco, la música, la comida, las pláticas, los claroscuros y las puestas en escena (esas donde la existencia queda sometida a una eterna disputa).

Secciones de la revista:

Decimos ser escritores: En Decimos ser escritores no somos escritores, somos gente que ensaya, que ante la curiosidad que nos provoca la pregunta de porqué la gente escribe, escribimos para intentar satisfacer un poco la duda. Somos gente que ante el irremediable deseo de decir algo, colocamos palabra tras palabra, para ver si podemos nombrar eso que se nos escapa y cuya ausencia nos tortura: ese amor que se nos va de la mano, ese mundo imposible donde presentimos debimos de haber vivido para ser menos infelices, ese ardor que no nos deja en paz y nos reafirma que estamos solos.

Postales: Consiste en textos pequeños con la extensión de palabras que cabrían en una tarjeta, sobre asuntos cotidianos y simples, para un amigo que nos lee mientras desvariamos.

Dildoterapia: Espacio para la reflexión-deconstrucción o invitación, a cualquier tipo de práctica o discurso sexual, de género, feminismo, posfeminismo o erotismo que esté emergiendo, flotando o en el ocaso.

Este mundo es una mierda, sí, pero estoy vivo y no tengo miedo (Sección cerrada): Crítica a todo y a nada. Sí, estamos inconformes. Sin embargo, la inconformidad consiste en creer que podemos crear algo mejor o diferente a lo actual.

Francia S. XVIII: La obsesión por el pasado y tratar de escudriñar sus misterios nos ha vuelto unos neófitos profesionales de la historia. Somos nostálgicos del pasado,

La Oscuridad de la Fiesta: Queremos llevar la Miseria a un lugar donde parecería que no tiene cabida: al espacio de la formalidad académica, del pensar riguroso, queremos habitar el edificio construido con postulados que se sostienen y respaldan a sí mismos.

Ningún esteta es ilegal: La idea es generar un espacio para el ocio, para que sea posible la narración de lo estético; que las mortificaciones de lo cotidiano puedan romperse en una nota al margen que hable sobre todos los acontecimientos de nuestra vida estética: del sabor del vino, de las visitas a las exposiciones, de la sensación de ver una película o la catarsis que nos viene al gusto de la danza.

Pseudocinéfilos (Sección cerrada): Este espacio es para cualquiera que haya sido tocado por alguna historia, una escena, un personaje o una toma cinematográfica.

Síndrome Punk-lítico: Análisis, reflexiones, gritos, hartazgos y bofetadas para diagnosticar al zoológico político.

Todos somos una porquería: Es una apología de las existencias complicadas, del camino desviado y de los omitidos.

No se admiten más comentarios